Teniendo en cuenta la evidente inmersión de nuestra sociedad en lo que conocemos como la “era digital” y considerando que el uso de las nuevas tecnologías ha traspasado el ámbito de lo personal hacia lo comercial y laboral, se hace cada vez más necesario que las empresas incursionen en este amplío mundo y consoliden su identidad digital.

Es tiempo para el marketing digital

Para el caso colombiano ha sido notorio el gran auge que ha adquirido el comercio electrónico. Un informe de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico reporta que al año se realizan cerca de 50 millones de transacciones a través de procesadores de pago online como PSE, Redeban y CredibanCo, lo que representa alrededor del 5% del PIB.1

Esto nos muestra un panorama de oportunidades para los empresarios y para sus clientes, si consideramos que la digitalización trae consigo una serie de beneficios innegables como la inmediatez, el mayor alcance y la reducción de costos.

Sin embargo, de la mano de las oportunidades vienen los retos ya que los empresarios deben ser conscientes de lo que implica su incursión en el mundo digital, conocer las herramientas que tienen a su alcance y estar dispuestos a invertir para obtener los mejores resultados.

 

¿Por dónde empezar?

El primer paso para establecer una estrategia de mercadeo digital es contar con algunos activos digitales como una página web, cuentas en redes sociales, etc… se trata de tener un espacio en la red en el cual los clientes o potenciales clientes puedan aterrizar al hacer efectiva una campaña de publicidad.

Es importante tener claridad acerca de los objetivos y el tipo de público al que se quiere llegar, tal cual como se maneja en una estrategia de marketing tradicional. En la red navegan personas de todo tipo de edades, estratos, nacionalidades e intereses, y por ello es fundamental que se efectúe una correcta segmentación de públicos para reducir gastos y esfuerzos innecesarios.

Teniendo esto claro, se hace necesario explorar en las diferentes opciones de marketing digital que se tienen a disposición. Dentro de las que se destaca la optimización en los buscadores, bien sea en los resultados orgánicos (SEO) o a través de anuncios pagados (SEM). No en vano, motores de búsqueda como Google y Yahoo lideran la lista de las páginas web más visitadas en nuestro país.

Por otro lado se encuentran las redes sociales como facebook y twitter, las cuales cuentan con sus propias herramientas de publicidad paga para llegar a la gran cantidad de usuarios que las conforman. Estas herramientas permiten establecer controles estrictos sobre la inversión, el público y las fechas publicitadas.

Sea cual sea la acción y herramienta que se elija para llevar a cabo la estrategia de marketing digital, siempre es fundamental tener clara la identidad que se quiere proyectar, la cual debe ser coherente con la identidad física de la empresa en cuestión.

Los recursos digitales son un apoyo y complemento a las actividades de publicidad tradicionales, y por ende al usarlos se debe tener en cuenta la historia y la reputación construidas.